Cabecera. Bibliotecario. Por Edgardo Civallero

el futuro nos los hacemos o nos lo hacenun blog profesional editado desde 2015

Notas bibliotecarias

Herramientas para investigadores (I). ORCiD

Nota bibliotecaria 01


 

Identificar a los investigadores de forma clara e inequívoca, y vincularlos unívocamente a su investigación ha sido uno de los grandes desafíos del universo bibliográfico y de la industria editorial. Diferenciar, por ejemplo, a todos los académicos chinos que compartan un apellido tan difundido como Wang y que trabajen en un campo tan extendido como la bioingeniería ha llegado a resultar un verdadero quebradero de cabeza.

Hasta tiempos recientes (2010) muchas asociaciones y publicaciones internacionales solo lograban enlazar un autor y su trabajo a través de su nombre, su dirección y su afiliación institucional. Pero las dos últimas cambian, y los nombres no siempre son únicos: existen homónimos (personas con nombres iguales o similares) y variantes (distintas formas del mismo nombre, incluyendo abreviaturas del segundo nombre o del segundo apellido, etc.).

ORCiD ha logrado solucionar el problema. Acrónimo de Open Researcher and Contributor ID, ORCiD es un identificador numérico único y permanente que consta de 16 dígitos. Lanzado oficialmente en octubre de 2013, su función resulta similar a la que cumplen el ISBN para los libros o el DOI para los artículos digitales: actúa como una herramienta de desambiguación, una suerte de "fichero de autoridades" que establece la identidad de un investigador y su afiliación personal y académica, facilita una lista de todas las variantes de su nombre que han podido aparecer en la literatura a lo largo de sus años de producción, y presenta un listado actualizado de sus publicaciones. Tal listado, estandarizado, es exportable a otros proyectos (p.ej. Scopus), por lo cual ORCiD también funciona como una plataforma de referencia bibliográfica.

Se trata, en resumidas cuentas, de mantener un registro único de investigadores, dotando a cada uno de ellos de un identificador, y de crear un método que vincule las actividades de investigación y sus resultados a dichos números y nombres.

La propuesta se basa en código (disponible en GitHub bajo una licencia MIT) y en datos abiertos. Tal apertura garantiza la transparencia y, a la vez, facilita la innovación y la reutilización de recursos.

La entidad que gestiona ORCiD fue fundada hacia 2009, y agrupa editores, donantes e instituciones internacionales como Nature Publishing Group, Wellcome Trust, o la Cornell University. Se trata de una organización sin ánimo de lucro, basada en el trabajo de una rica comunidad abierta de colaboradores.

Para hacer uso del servicio basta con registrarse en https://orcid.org/, obtener una cuenta, completar el perfil y rellenar el listado de publicaciones. Esto último puede resultar el paso más complejo. Los trabajos pueden agregarse manualmente, o bien se pueden utilizar varios servicios de importación de metadatos, incluyendo CrossRef Metadata Search, DataCite, SNI2ORCID y la MLA International Bibliography, entre otros.

También existe la posibilidad de importarlos a través de un fichero .bib (BibTex), un formato manejado por muchos servicios de gestión de referencias que, a la vez, puede producirse a partir de un listado de referencias bibliográficas en formato .doc (Microsoft Word).

A la hora de crear el listado de producciones académicas, ORCiD provee hasta 17 categorías distintas de "trabajo": desde los tradicionales artículos académicos hasta performances de danza, pasando por los imprescindibles pre-prints y recursos online. Asimismo cuenta con controles granulares de privacidad que permiten variar las condiciones de acceso a los datos de perfil.

La cuenta puede vincularse a plataformas como Web of Science, Figshare e Impactstory, entre otras; tal característica permite intercambiar contenidos entre ellas de una manera relativamente sencilla.

Más de un millar de revistas académicas (incluyendo publicaciones de PLoS, Nature y Elsevier) usan ORCiD para la identificación de los autores dentro del sistema de envío de manuscritos. Algo similar ocurre con universidades, asociaciones profesionales, organizadores de congresos y sesiones de pósteres, bibliotecas y editores, e incluso con agencias de financiación (desde Wellcome Trust a NIH).

La comunidad que emplea ORCiD crece a pasos agigantados. De hecho, puede seguirse su evolución a través de www.ORCIDliveorg.

La capacidad de conectar, descubrir y acceder recursos académicos es esencial para la ciencia, en especial en contextos de open access / acceso abierto y open science / ciencia abierta, actualmente en ascenso como paradigmas de difusión y cooperación. La adopción de identificadores únicos (para autores, trabajos, objetos, datasets...) permite establecer y mantener conexiones semánticas y lógicas que, de otra forma, no se resolverían (y perjudicarían el modelo). Mantener tales relaciones es el objetivo de ORCiD, y el que persiguen todos los proyectos de Linked Data y Web Semántica en general — el futuro del mundo de la información y de la gestión del conocimiento digital.

 

Referencias

Brown, Josh; Demeranville, Tom; Meadows, Alice (2016). Open Access in Context: Connecting Authors, Publications and Workflows Using ORCID Identifiers. MDPI Publications, 4 (30).

Taylor, Mike (2013). ORCID identifier system gaining traction and new features. Elsevier Connect. [En línea].

Ten things you need to know about ORCID right now. Our Research blog, April 10, 2014. [En línea].

 

[Entrada perteneciente a la serie Notas bibliotecarias].

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Fecha de publicación: 24.07.2020.

Foto: ORCiD, de 3ciencias (enlace).

El texto está publicado como pre-print en Acta Academica.

 



Las entradas publicadas en este blog pueden accederse a través del índice de entradas.

Las entradas pertenecientes a la serie de notas Apuntes críticos pueden leerse aquí, junto a las de la serie Gotas de animación a la lectura. Asimismo pueden consultarse las distintas entradas de las columnas Palabras ancladas, Los muchos caminos, Palabras habitadas, Libros y lecturas indígenas y Cartas desde la biblioteca.

Por último, las conferencias, los artículos académicos y otros trabajos similares pueden consultarse a través del listado completo de publicaciones, o bien revisando el archivo de Acta Académica (de acceso libre) o las plataformas Academia.edu, Issuu, Scribd y Calameo.