Cabecera. Bibliotecario. Por Edgardo Civallero

el futuro nos los hacemos o nos lo hacenun blog profesional editado desde 2015

Apuntes críticos

Bibliotecas humanizadoras

Apunte crítico 13


 

Aceptémoslo: vivimos en sociedades cada vez más deshumanizadas.

En ellas cada vez tenemos menos tiempo para comportarnos como seres sociales. O directamente como seres humanos. Y en lugar de hacer algo para remediar ese problema, ponemos parches lamentables que nos parecen "soluciones creativas".

Ya no tenemos tiempo para cortar unas hojas de lechuga y prepararnos una comida saludable y bien hecha. El supermercado nos ofrece una "ensalada" en bandejas de plástico. Ya no tenemos tiempo de salir a conocer a una persona que nos interese, para hacer el amor o para pasar una vida junto a ella. Pero tenemos teléfonos celulares que nos permiten incluso el "ciber-sexo". Ya no tenemos tiempo de ir a hablar con gente que nos interese conocer, o con cuyos proyectos nos interese participar, o cuyos puntos de vista nos interese discutir. Tenemos, sí, programas informáticos que "nos conectan".

Ya no tenemos tiempo de leer, de aprender, de estudiar, de modo que Internet nos lo da todo hecho: masticado y digerido. Ya no tenemos tiempo de caminar, de mirar a nuestro alrededor, de tomarnos un tiempo para nosotros. Tenemos GoogleEarth para pasear por nuestro barrio, y gimnasios en los que correr sobre una máquina media hora para que el corazón no se olvide de cómo era acelerarse.

Ya no tenemos demasiado tiempo para ser humanos. Y el sistema, atento a todo, nos sigue convirtiendo en amebas que pronto no necesitarán moverse de su asiento para nada. Porque estarán "conectados" al mundo...

¿...y desconectados de ellos mismos, quizás?

En sociedades cuyos tejidos se van deshaciendo a pedazos, la biblioteca trabaja para revertir esa tendencia. Apuesta por crear comunidad, proporcionando espacios en donde la gente pueda interactuar, y recordando a esa gente que hay muchas razones para hacerlo...

...lo cual no es una labor demasiado "trendy" en estos días. Pero es una muy importante: una auténtica rebelión contra un sistema y un panorama totalmente desequilibrados. Rebelión, sí. Porque al fin y al cabo, como dice el escritor argentino Alejandro Dolina, "siempre es recomendable, recorrer la vida a contramano, sobre todo si uno sospecha quien ha puesto las flechas del tránsito".

 

[Entrada perteneciente a la serie Apuntes críticos].

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Fecha de publicación: 01.09.2018.

Foto: "Statue", de Flickr (enlace).

 


Etiquetas: , , ,


Las entradas publicadas en este blog pueden accederse a través del índice de entradas.

Las entradas pertenecientes a la serie de notas Apuntes críticos pueden leerse aquí, junto a las de la serie Gotas de animación a la lectura. Asimismo pueden consultarse las distintas entradas de las columnas Palabras ancladas, Los muchos caminos, Palabras habitadas, Libros y lecturas indígenas y Cartas desde la biblioteca.

Por último, las conferencias, los artículos académicos y otros trabajos similares pueden consultarse a través del listado completo de publicaciones, o bien revisando el archivo de Acta Académica (de acceso libre) o las plataformas Academia.edu, Issuu, Scribd y Calameo.