Cabecera. Bibliotecario. Por Edgardo Civallero
Diez textos desaparecidos

El Panchatantra

Diez textos desaparecidos (V)


 

El Panchatantra o Pañcatantra (en sánscrito, "Cinco tratados") es una de las producciones literarias más traducidas de la India. Se trata de una colección de fábulas interrelacionadas, escritas en sánscrito tanto en verso como en prosa, y cuyos protagonistas suelen ser animales.

Los cinco "tratados" o partes se titulan Mitra-bheda ("Pérdida de amigos/Disenso entre aliados"), Mitra-samprāpti ("Ganancia de amigos/Asegurar aliados"), Kākolūkīyam ("De cuervos y búhos/De guerra y paz"), Labdhapraṇāśam ("Pérdida de ganancias") y Aparīkṣitakārakaṃ ("Acciones calculadas/De las acciones apresuradas").

Se supone que la obra data del 300 a.C., aunque las fábulas son mucho más antiguas. A pesar de que se desconoce al autor del texto, algunas voces (y el preludio de ciertas versiones del Panchatantra) atribuyen la autoría del mismo a un brahmin legendario, Vishnu Sharma: enfrentado a la tarea de tener que dar clases a los conflictivos hijos del rey Sudarshan, el sabio recolectó historias populares y tradicionales y compuso cinco tratados (poco ortodoxos, pero muy útiles) para enseñarles la esencia de la diplomacia, las relaciones políticas y la administración del Estado. Las versiones del sur de la India (como por ejemplo la traducida al kannada por Durgashima) señalan como autor a Vasubhaga Datta. La realidad es que los contenidos del libro contienen fragmentos de tradición oral muy antigua, puesta por escrito por un compilador que, según todas las señas, fue hinduista.

La primera traducción a una lengua no india fue la realizada al pahlavi (persa medio) por el médico sasánida Burzōē (570 d.C.) y titulada Kalile va Demne o Karīrak ud Damanak. Ambas versiones, la original en sánscrito y la pahlavi, se perdieron, y solo se ha sabido de ellas por las traducciones posteriores. Sin embargo, es necesario comprender que cada salto entre lenguas y, sobre todo, entre culturas, debió haber supuesto una pérdida o, cuanto menos, una variación en los contenidos originales.

Kalile va Demne fue la base de la traducción al siríaco (Kalilag-o Demnag) y de una al árabe, realizada hacia el 750 por el autor persa Abdullah Ibn al-Muqaffa, y titulada Kalila wa Dimnah. Tanto la versión siríaca como la árabe sobrevivieron hasta la actualidad; de hecho, la última es considerada una de las más tempranas obras maestras de la literatura arábiga. De la versión árabe de Ibn al-Muqaffa el texto pasó al siríaco en los siglos X u XI, y de allí al griego medieval en 1080, al persa moderno en 1121 y al castellano antiguo en 1252 (Calila e Dimna).

A partir de la traducción de Ibn al-Muqaffa, en el siglo IX apareció una nueva versión persa, producida por Rudaki (Kalileh o Demneh). Esa fue usada por Kashefi para elaborar una nueva versión en el siglo XIV (Anvar-i Suhayli o "Las luces de Canopus"), que a su vez sirvió de base al texto turco (Humayun-namah).

Rabbi Joel tradujo el libro al hebreo en el siglo XII, y un siglo más tarde el judío converso Juan de Capua lo volcó al latín como Directorium Humanae Vitae, impreso en 1480. El texto latino fue usado para la elaboración de muchas versiones europeas, como la italiana, escrita en 1552 por Anton Francesco Doni (La filosofía morale), y que permitió a su vez la aparición de la versión inglesa de 1570, preparada por Sir Thomas North (The Fables of Bidpai). Antes, en 1483, ya había sido impresa la versión alemana de Antonius von Pforr, Das Buch der Beispiele der alten Weisen: al parecer, uno de los primeros textos en salir de las prensas de Gutenberg tras la célebre Biblia.

Dado que la versión sánscrita y la pahlavi del Panchatantra desaparecieron, lo más cercano al texto original es el contenido de una obra india titulada Hitopadesha, un trabajo acometido probablemente por Narayana entre el 800 y el 950, cuyos contenidos parecen derivar directamente del Panchatantra. El manuscrito más antiguo que se conserva del Hitopadesha es nepalí, del siglo XIV, y tanto las historias que presenta como su estilo permitieron establecer una más que razonable conexión con su predecesor. En 1787 Charles Wilkins realizó una traducción al inglés del libro, interesado precisamente en recuperar algunos de los significados originales del Panchatantra.

Las fábulas de los chacales Kalila y Dimma —los principales protagonistas de las fábulas indias— y todos sus compañeros de páginas forman la estructura sobre la que se asientan textos de Bocaccio, La Fontaine y los hermanos Grimm, entre muchos otros.

 

Lecturas

Ashliman, D. L. (2002, 2014). The Panchatantra. [En línea].

Sarma, Visnu (2007). The Panchatantra. [S.l.]: Penguin Classics.

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Fecha de publicación: 14.08.2018.

Foto: Una página de un manuscrito del Panchatantra del siglo XVIII, originario de Rajastán (India). En Wikimedia (enlace).

El texto corresponde a la quinta parte del libro "Diez textos desaparecidos", de Edgardo Civallero, almacenado en Acta Académica y en Issuu. Las partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: ,


Las entradas publicadas en este blog pueden accederse a través del índice de entradas.

Las entradas pertenecientes a la serie de notas Apuntes críticos pueden leerse aquí, junto a las de la serie Gotas de animación a la lectura. Asimismo pueden consultarse las distintas entradas de las columnas Palabras ancladas, Los muchos caminos, Palabras habitadas, Libros y lecturas indígenas y Cartas desde la biblioteca.

Por último, las conferencias, los artículos académicos y otros trabajos similares pueden consultarse a través del listado completo de publicaciones, o bien revisando el archivo de Acta Académica (de acceso libre) o las plataformas Academia.edu, Issuu, Scribd y Calameo.