Cabecera. Bibliotecario. Por Edgardo Civallero
Diez textos desaparecidos

El sexto clásico del Confucianismo

Diez textos desaparecidos (VII)


 

Los wǔjīng, los Cinco clásicos, son cinco textos que forman parte del canon tradicional confucianista.

El confucianismo se desarrolló a partir de las enseñanzas del filósofo chino Confucio (Kǒng Qiū, 551-479 a.C.), que se veía a sí mismo como un re-transmisor de valores e ideas heredadas de las dinastías Shāng (1600-1046 a.C.) y Zhōu (1046-256 a.C.), basadas a su vez en las religiones indígenas chinas. El declive de los Zhōu conllevó la decadencia de las creencias ancestrales, y surgieron entonces las llamadas Cien Escuelas de Pensamiento (zhūzǐ bǎijiā), cada una planteando su propia forma de reconstruir el orden moral. Entre esos pensadores estaba Confucio, con una propuesta que a veces es considerada una religión, otras una filosofía, y otras un simple modo de vida.

Confucio corrigió los libros clásicos chinos (gǔdiǎn diǎnjí) heredados de las viejas dinastías, y compuso textos propios, como los Anales de Primavera y Otoño. Así nacieron los llamados "cinco clásicos". Durante la dinastía Han occidental (206 a.C.-9 d.C.), que adoptó el confucianismo como su ideología oficial, los textos formaron parte del currículo estatal, lo cual promovió su estudio y una cuidadosa preservación.

Los Cinco clásicos reunían el Libro o Clásico de Poesía (shījīng, la colección más antigua de poesía china, con 305 composiciones); el Libro de Documentos o Clásico de Historia (Shūjīng, una selección de la más antigua prosa china); el Libro de los Ritos (lǐjì); el famoso I Ching o Libro de los Cambios (yì jīng, un sistema de adivinación tradicional); y los Anales de Primavera y Otoño (chūnqiū, crónicas oficiales del estado de Lu, y los más antiguos textos históricos chinos que se conservan). Generalmente se asigna su compilación y edición al propio Confucio, que al parecer fijó las versiones, aunque muchos investigadores cuestionan tal hecho.

Sea como sea, también se dice que hubo un sexto libro, el Clásico de la Música (yuè jīng), que habría sido fundamental en la interpretación del Clásico de Poesía. Algunos estudiosos niegan su existencia; los demás mantienen que, si bien existió, se habría perdido durante el periodo de la "Quema de Libros y Sepultura de Intelectuales" (fénshū kēngrú), que incluyó la destrucción de libros en el 213 a.C. y el entierro de 460 estudiosos confucianistas vivos en el 210 a.C. por el primer Emperador de la dinastía Qín. Entre los textos desaparecidos durante esos tiempos oscuros se encontrarían también muchos de los tratados filosóficos producidos por las Cien Escuelas de Pensamiento.

Aunque muy dispersos, quedarían retazos del sexto clásico en otras obras, como en la Crónica de Zuo (Zuǒ chuán), en los Ritos de Zhou (Zhōu lǐ) y en el propio Clásico de los Ritos.

 

Lecturas

Watson, Burton (trad.) (1969). Sima Qian Records of the Historian: Chapters from the Shih Chi of Ssu-ma Ch'ien. Nueva York: Columbia University Press.

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Fecha de publicación: 28.08.2018.

Foto: Réplica del siglo XIX de la versión de los Anales de Primavera y Otoño del siglo III anotada por Du Yu. En Wikimedia (enlace).

El texto corresponde a la séptima parte del libro "Diez textos desaparecidos", de Edgardo Civallero, almacenado en Acta Académica y en Issuu. Las partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: ,


Las entradas publicadas en este blog pueden accederse a través del índice de entradas.

Las entradas pertenecientes a la serie de notas Apuntes críticos pueden leerse aquí, junto a las de la serie Gotas de animación a la lectura. Asimismo pueden consultarse las distintas entradas de las columnas Palabras ancladas, Los muchos caminos, Palabras habitadas, Libros y lecturas indígenas y Cartas desde la biblioteca.

Por último, las conferencias, los artículos académicos y otros trabajos similares pueden consultarse a través del listado completo de publicaciones, o bien revisando el archivo de Acta Académica (de acceso libre) o las plataformas Academia.edu, Issuu, Scribd y Calameo.